• HRSS

HDD vs SDD

Actualizado: 10 mar 2021

En HR Solutions & Support tratamos siempre de ofrecer a nuestros clientes los mejores productos y servicios. Siempre que nuestros clientes tienen problemas de lentitud y la exigencia de su trabajo y/o aficiones lo requieren recomendamos hacer un upgrade de tecnología en el disco duro a SSD, con lo cual, mejoran drásticamente la velocidad del equipo.

En este artículo, queremos darles a conocer las diferencias entre los distintos tipos de discos disponibles en el mercado.


Los discos HDD (Hard Drive Disk) SAS y SATA, son discos mecánicos que se componen de uno o más platos o discos rígidos, unidos por un mismo eje que gira a gran velocidad dentro de una caja metálica sellada, utilizan el magnetismo para grabar tus datos y archivos. Sobre cada plato, y en cada una de sus caras, se sitúa un cabezal de lectura/escritura que flota sobre una delgada lámina de aire generada por la rotación de los discos.

HDD: Así luce en el interior

Los discos SATA almacenan mayor cantidad de datos que los SAS, no son costosos, alcanzan velocidades de hasta 7200 RPM. Por lo general son buenos para usarlos en backups de datos.


En cuanto a los discos SAS nos brindan un rendimiento mayor que los SATA estos funcionan a 10000 RPM o 15000 RPM, la velocidad es notablemente superior a SATA, son más fiables y disponen de consumo eléctrico mejorado.


Los discos SSD (discos de estado sólido) no tienen partes móviles, esta es la característica que les da la mayoría de las ventajas frente a los discos mecánicos tradicionales SATA o SAS. Los SSD al no tener estructuras mecánicas no sufren el desgaste con rozamientos, tampoco son susceptibles a daños por caídas o golpes, lo que nos lleva a una durabilidad mucho mayor incluso las marcas nos brindan garantías más largas. Sus celdas pueden reescribirse un número ilimitado de veces, no requiere defragmentación, no vibran, no hacen ruido y no les afecta el magnetismo.


Estos discos almacenan nuestros archivos en microchips con memorias flash interconectadas entre sí, los cabezales físicos ya no existen para grabar los datos, los discos SSD incluyen un procesador integrado que realiza las operaciones de lectura y escritura de datos. Estos procesadores, toman las "decisiones" sobre cómo almacenar, recuperar, almacenar en caché y limpiar los datos del disco, y su eficiencia es uno de los factores que determinan la velocidad total de la unidad. Además, al no depender del giro de un componente físico se logra una unidad más silenciosa que los discos mecánicos.


El rendimiento es una de las ventajas más importantes, estos discos pueden alcanzar una velocidad de hasta 100 veces más en tareas de lectura/escritura que los discos duros tradicionales más rápidos. Del mismo modo, dispondremos de una menor latencia de lectura y escritura, cientos de veces más rápido que los discos mecánicos. Un buen uso de los discos SSD es para alojamiento de Bases de datos donde los requerimientos de I/O de disco y tiempos de acceso son altos.

Cabe mencionar que los discos SSD son mucho algo costosos que los SAS y más aún que los SATA, sin embargo, con el paso del tiempo esto ha ido mejorando y están cada día más alcance de las empresas y usuarios que requieren mejorar su rendimiento.


En conclusión, podemos afirmar que la tendencia en el uso de la tecnología SSD se encuentra en alza constante al punto que muy pronto estarán fuera del mercado los discos duros mecánicos.


Esta es una excelente alternativa para extender la vigencia del equipamiento!


En We Store puedes encontrar SSD en las mejores marcas del mercado.

5 visualizaciones0 comentarios